Get Adobe Flash player

CONTACTO

asociacion@anamib.com

 

Teléfono 

 

También en alemán

ANAMIB: Beratung und Hilfe bei Mobbing am Arbeitsplatz auch auf Deutsch. Kontakt: asociacion@anamib.com

CURSO FÉNIX. Ayuda para salir del mobbing. www.anamib.com

Para oírlo

Suscribirte a la lista de ANAMIB

Correo electrónico:

google.translate

PageRank

Radio

Noticias

Pena de dos años de cárcel por un caso de acoso laboral en el sector público

El diario.es

descarga

Se trata de una sentencia pionera que condena a un funcionario del Instituto Español de Oceanografía por un delito de lesiones y contra la integridad moral

El Instituto trasladó a otro centro al trabajador víctima de ‘mobbing’, a pesar de que un informe del Ministerio de Educación recomendaba trasladar al acusado

Un grupo de trabajadores denunció en varias ocasiones ante directivos del organismo el clima laboral y la falta de medidas efectivas

———————

César P. sufrió durante años actos vejatorios por parte de un supervisor. La Audiencia Provincial de Santander acaba de confirmar una sentencia que condena a su acosador, funcionario del Instituto Español Oceanográfico en un centro de Santander, a dos años de cárcel y a pagar una multa de 41.000 euros a su víctima, además de suspenderle de su empleo y cargo público durante el tiempo de la condena. Según fuentes consultadas se trata de un fallo pionero, ya que apenas existen precedentes de condenas a prisión por ‘mobbing’.

La sentencia de la Audiencia ratifica un fallo anterior de un Juzgado de lo Penal de Santander, que considera probado que existieron “actos vejatorios reiterados que integran un trato degradante” y “menoscabo grave de la integridad moral, al sufrir la víctima sensaciones de sufrimiento psíquico humillante y envilecedor”. La víctima sufrió episodios de angustia, ansiedad y depresión y llegó a causar baja durante casi un año y medio. Una incapacidad temporal que fue reconocida como la consecuencia de una situación de acoso en el trabajo.

Los actos vejatorios que ejerció el investigador condenado van desde trato despectivo, ordenamiento de trabajos de inferior cualificación con crítica negativa, vaciado de contenido del puesto de trabajo, prohibiciones inmotivadas, aislamiento, gritos y voces o puenteo, entre otras. La víctima también sufrió “humillaciones físicas innecesarias”, como collejas y palmeos.

César P. estudia ahora junto con sus abogados emprender de nuevo acciones jurídicas, en este caso contra responsables del Instituto Español Oceanográfico, que ahora depende del Ministerio de Economia y Competitividad, por no tomar medidas efectivas para evitar una situación de acoso que el organismo conocía.

De hecho, un informe de la Inspección General de Servicios del Ministerio de Educación y Ciencia fechado en 2007 (el año en el que la víctima interpuso la denuncia, primero administrativa, y luego penal) al que ha tenido acceso eldiario.es, señalaba la existencia de “numerosos indicios de un comportamiento de una grave falta de consideración y, en caso de poder aportar testigos directos, de maltrato personal”. Hablaba también de que durante años se habían producido “problemas graves” en las relaciones personales y profesionales que ocasionaron la solicitud de traslado de un amplio número de funcionarios y que existían “numerosos testimonios de quejas y denuncias”.

El informe consideraba conveniente estudiar el traslado del acusado. Sin embargo, el Instituto trasladó a César P., al que movió a un edificio en el que, según reclamó, no podría desarrollar su especialidad. A día de hoy, el trabajador sigue desempeñando sus funciones en ese centro.

La responsable de Salud Laboral de UGT, Marisa Rufino, califica la sentencia de “ejemplarizante”: “Es muy importante que la justicia se de cuenta de que estos problemas existen, también en el ámbito laboral y que se puede ir por esta vía penal porque se trata de conductas que hacen mucho daño a los trabajadores”. Rufino señala que desde que el acoso laboral entró en el Código Penal en 2012, los trabajadores también pueden ir contra la empresa o administración en la que se produjeron los hechos.

Quejas de trabajadores

Tanto en 2006 como en 2008, un grupo de cerca de 30 trabajadores del Instituto en Santander se dirigieron por escrito al Director General del Instituto Español de Oceanografía como al Director del Centro Oceanográfico de Santander para hacerles conocedores de que un “extenso número de becarios, contratados y funcionarios” habían optado por el traslado e incluso a la renuncia de becas “por trato inapropiado y desconsiderado” por parte del funcionarios ahora condenado.

En su carta de 2008, los trabajadores expresaban su “preocupación e indignación” por la falta de medidas efectivas” y mencionaban, además, la gravedad del caso de César P. “Lo lamentable de esta situación es que tengamos que ser los propios compañeros y trabajadores de una institución los que debamos solicitar y reiterar a la Dirección del IEO para que tome una solución efectiva a estos problemas”, decían.

eldiario.es se ha puesto en contacto con el Instituto Español de Oceanografía, que no ha podido contestar aún con su versión de lo sucedido.

LA POLICIA LOCAL, EN EL PUNT DE MIRA

Policia-Palma-que-denunciant-Mascaro_ARAIMA20140314_0076_16Fuente 

Un policia local denuncia assetjament per part dels seus companys

Durant les pràctiques de tir amb escopeta, un grup d’agents cridava el seu nom just abans de disparar

ANTÒNIA ARTIGUES Palma | 

La Fiscalia de Balears investigarà la denúncia presentada per un membre de la Policia Local de Palma que, entre nombroses presumptes irregularitats, posa de manifest una suposada situació d’assetjament laboral en el si del cos policial. Per demostrar-la, descriu distintes situacions vexatòries, discriminatòries o de menyspreu, entre les quals destaca la realització d’unes pràctiques de tir amb escopeta d’un grup d’agents de la Policia Local a Puntiró durant les quals, sempre segons el denunciant, abans de cada tret es cridaven el seu nom i el d’un altre policia, i llavors es disparava.

El policia afectat també ha posat els fets en coneixement de l’Ajuntament de Palma. Demana empara al Consistori que presideix Mateu Isern perquè s’eradiqui la situació d’assetjament que pateix i s’asseguri un entorn laboral adient. El policia està actualment de baixa mèdica per l’angoixant situació que viu.

Enfrontament

De la lectura de la denúncia es deriva que l’agent afectat se situa en un grup de policies enfrontat o no ben avingut amb el grup d’alguns dels agents que actualment estan imputats per la suposada manipulació de les oposicions a oficial i que està sota investigació del Jutjat d’Instrucció número 12 de Palma. I també que l’actual director general de Seguretat Ciutadana, el major Guillem Mascaró, podria quedar esquitxat pel cas i veure’s obligat a explicar els fets en el moment en què la investigació ho aconselli, sense que això vulgui dir que les actuacions es dirigeixin ara mateix en contra seva.

En la denúncia, just es descriuen uns fets que es reclama que s’investiguin. I així ho farà la Fiscalia. Tot i així, el nom de Mascaró es repetit amb insistència pel denunciant. Mascaró va ser designat per ocupar el càrrec de director general de Seguretat quan dimití Enrique Calvo per la seva imputació en el cas de la suposada manipulació de les oposicions a oficial.

En la denúncia, es relaten tant fets patits personalment pel denunciant com es dóna informació lligada a procesos selectius dins el cos policial, de manera que es posen damunt la taula eventuals irregularitats lligades a més proves selectives.

Més proves

De fet, el Jutjat d’Instrucció número 12 de Palma, que investiga la suposada manipulació de les oposicions a oficial, ja va reclamar en el seu moment informació sobre altres procediments, i aquesta part s’està investigant amb màxima discreció. La Guàrdia Civil, en els informes remesos a la jutgessa instructora, recomanava investigar les proves a subinspector, major, intendent i comissari.

La part de la denúncia referida al curs de tir amb escopeta, realitzat a Puntiró, crida especialment l’atenció. Sempre segons el denunciant, un oficial (que figura com a imputat en la causa de les oposicions que investiga el Jutjat d’Instrucció 12) vociferava, mentre apuntava a la diana, els noms del denunciant i d’un altre agent, i llavors disparava. Deia el primer nom i a continuació disparava. Llavors, deia el segon nom i tornava a disparar. Segons el denunciant, a més a més hi havia comandaments que “reien les gràcies”.

Segons el denunciant, ell va posar els fets en coneixement del major Mascaró i tot i que alguns testimonis havien dit clarament quins eren els dos noms que es cridaven abans que es fes cada tret, l’ oficial suposadament responsable dels fets ho justificà negant que es referís als dos policies locals, sinó que feia al·lusió a un agent del Cos Nacional de Policia amb qui havia tingut un conflicte.

Sense cap expedient disciplinari

El denunciant destaca que seria la mateixa falta cometre aquests fets (cridar el nom i disparar el tret) dirigits cap a un membre de la Policia Nacional que cap a agents de la Policia Local i que, tot i axí, no es va obrir cap expedient disciplinari.

En la seva denúncia, el policia detalla també com es refereixen a ell com a “puta roig” o dient que “se l’ha de llevar d’enmig. Segons el denunciant, els agents que es refereixen a ell amb aquests termes tenien “carta blanca” per fer allò que volguessin, malgrat que ell era el seu cap de la unitat.

Docente de UTU gana juicio por acoso: fue trasladado a dictar clases a un lugar sin alumnos

Fuente

04:00 | La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) deberá indemnizar a un docente de UTU de Maldonado, quien promovió un juicio por daño patrimonial y moral cuando fue trasladado a Aiguá a trabajar en un lugar de pésimas condiciones y sin alumnos.

El tribunal de alzada confirmó la sentencia del juez Alejandro Martínez aunque rebajó las sumas establecidas en primera instancia a favor del demandante.

La compensación por daño moral fijada en primera instancia en $ 500.000 quedó en $ 219.200 y la compensación por daño patrimonial descendió de $ 350.000 a $ 15.000.

A juicio de los ministros del tribunal, el acoso laboral quedó verificado porque el docente, que dictaba clases de electromecánica, fue enviado a un establecimiento rural donde dos peones cuidan terneros.

El profesor se desempeñaba como docente efectivo en el instituto fernandino cuando el 11 de agosto de 2009 fue trasladado a la ciudad de Aiguá, distante 100 kilómetros de la capital de Maldonado donde reside.

Sus viajes a Aiguá finalizaron cuando la Inspección General del Trabajo intervino para que el docente dictara clases en la ciudad de San Carlos.

En su demanda, el docente se presentó como víctima de acoso laboral “prolongado”, lo que habría afectado su salud.

Los abogados de la ANEP aseguraron que no se trató de un caso de acoso, sino que el traslado a Aiguá fue motivado por “estrictas razones de servicio”. Sin embargo, el tribunal advierte que en su demanda, el docente “fundó su pretensión reparatoria en la decisión de traslado, que calificó de ilegal, arbitraria, persecutoria, perversa` y la contextualizó en un marco de acoso laboral.

En consecuencia, según interpreta la Sala, se haya o no acreditado el acoso laboral alegado, procede la reparación de los daños derivados del traslado, en la medida en que éste resulte ilegítimo.

Para la Sala, tal ilegitimidad es manifiesta”, afirma la sentencia en segunda instancia.

“Es del todo evidente que no existe ninguna función para un docente de electromecánica en un establecimiento del área agro-rural donde dos peones cuidan algunos terneros, sin que concurra ningún estudiante a formarse allí. A ese absurdo -que literalmente significa condenar al actor a no hacer nada- se agregan las condiciones físicas del lugar”, agrega.

“El Tribunal coincide en el carácter notoriamente desmedido de la decisión, en especial porque implicó impedirle continuar con la docencia y lo sometió a la exigencia de viajar diariamente para permanecer varias horas por día en un lugar inhóspito en el que no tenía nada que hacer”, concluye el fallo del tribunal.

Fuente: Marcelo Gallardo (El País)

El Juzgado condena al Ayuntamiento al pago de 96.000¿ por el acoso laboral a una trabajadora

Madrid | 06/02/2014 – 19:07h

La denunciante considera que todo fue una “represalia” por ser testigo de la Fiscalía en el caso Gürtel

BOADILLA DEL MONTE, 6 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Social número 2 de Móstoles ha dictado una sentencia por la que condena al Ayuntamiento de Boadilla al pago de 96.314,15 euros a una trabajadora que sufrió acoso laboral.

El fallo, al que ha tenido acceso Europa Press, estima la demanda de la empleada y condena al Consistorio al pago de 81.437 euros por la “extinción del contrato de trabajo” y al abono de otros 14.877,15 euros por “daño moral”.

La denunciante contaba con un contrato de personal laboral fijo y desempeñaba el puesto de técnico de Juventud. En la sentencia se recoge que sufría una situación de “hostigamiento tendente a menoscabar su dignidad”, algo que se produjo desde el momento en el que le fue asignada la comisión de servicios “sin la percepción del salario que le correspondía”.

Y es que, como detalla, a la denunciante se le encargó por parte del Ayuntamiento la elaboración del Plan Integral de Juventud, para lo que requería “comunicación muy fluida con su jefe inmediato y responsable último de la elaboración y puesta en funcionamiento del plan, el Concejal de Juventud, Deportes, Empleo y Formación, Adolfo Arias Javaloyes”.

Sin embargo, según la sentencia, desde octubre de 2012 el concejal “se negó mediante cancelaciones o circunstancias análogas a reunirse con la frecuencia que la naturaleza del trabajo requería”, lo que “implicó la paralización del desarrollo del plan”.

Además, la sentencia incluye unas declaraciones del concejal que supuestamente le dijo a la denunciante, en el sentido de que se lo iban “a hacer pasar mal”. “No podemos considerar probado que recibiera instrucciones o insinuaciones de terceras personas para no reunirse y frenar su trabajo, lo cierto es que él era plenamente consciente de la situación, dada su posición”, añade.

Esa decisión de no reunirse con la trabajadora “constituye una voluntad consciente e intencionada, propia o ajena, de hostigar y menospreciarla, dejando vacío el contenido de su relación laboral con el Ayuntamiento de Boadilla del Monte” y “motivada, en parte al menos, por la denuncia que había puesto al Consistorio en reclamación de las diferencias salariales que había dejado de percibir”.

“DECISIÓN MUY JUSTA”

La denunciante ha calificado la sentencia, en declaraciones a Europa Press, como una “decisión muy justa”. “Estoy contenta porque creo que se ha hecho justicia”, ha añadido. “Es curioso pero parece mentira que esté celebrando como una victoria el quedarme sin trabajo después de haber pasado dos oposiciones y haber estado trabajando 20 años en un Ayuntamiento. He sentido que mi calidad de vida estaba por los suelos por culpa del acoso, por lo que no me merece la pena estar en un sitio que no me permite vivir”, ha manifestado.

También ha reconocido que le preocupa su futuro laboral. “Tengo 47 años, el mercado laboral está fatal y no sé qué voy a hacer con mi vida. Estoy de baja, no sé qué va a ocurrir hasta que se produzca el recurso del Ayuntamiento”, ha señalado después de afirmar que no descarta marcharse al extranjero.

La trabajadora ha considerado que todo responde a una “represalia” por haber sido testig” de la Fiscalía Anticorrupción en el caso Gürtel y “una de las personas que denunció inicialmente la trama en el Ayuntamiento en enero de 2009″.

EL AYUNTAMIENTO RECURRIRÁ

El concejal de Asuntos Jurídicos, Miguel Ángel Ruiz, ha anunciado a Europa Press que el Ayuntamiento presentará un recurso contra la sentencia porque “no se produjo acoso laboral”.

“En la sentencia en ningún caso se dice que sea como consecuencia de Gürtel y, por supuesto, tampoco se dice que el concejal haya recibido alguna instrucción por parte de ningún responsable municipal y mucho menos del alcalde de Boadilla”, ha explicado.

Ruiz ha indicado que en la sentencia se relaciona la denuncia por cuestiones salariales, “que fue desestimada por el Juzgado de Móstoles”, con su trabajo para elaborar el Plan Integral de Juventud. “Encadena el tema del salario, que no es ajustado a derecho, junto con el hecho que el concejal debería haberse reunido más veces de las que estimó adecuadas”, ha señalado.

“Estos dos hechos los enjuicia el juzgado como que se ha producido una situación incómoda, que califica como acoso laboral. Hay otros medios de prueba que aportamos en acto del juicio, que entendemos que el juez no ha valorado, entre otras cosas por la premura en dictar sentencia. La vista fue el 22 de enero y el 24 es la fecha de la sentencia. Aportamos cerca de 2.000 folios de pruebas y no se han tenido en cuenta”, ha añadido.

Según Ruiz, “incomodidad” dentro del trabajo “no puede calificarse como acoso”. “La relación del concejal con la trabajadora fue normal y nada tiene que ver con Gürtel. Ni el alcalde ni ningún responsable municipal dio instrucción para entorpecer la función de esa trabajadora”, ha concluido.

LA OPOSICIÓN PIDE LA DIMISIÓN DEL CONCEJAL

Desde la oposición (Alternativa por Boadilla, PSOE y UPyD) han coincidido en reclamar la dimisión del concejal de Juventud. Los responsables de la formación magenta han instado al Consistorio a que “dada la claridad y rotundidad” de la sentencia, “se acate el fallo judicial”.

A ello suman la petición de que el alcalde comparezca en el Pleno para “explicar cuantas cuestiones interesen en este asunto” y que, en el caso de que el concejal de Juventud no presente su dimisión, “se proceda a su cese”.

Por su parte, APB y PSOE han pedido también la dimisión del alcalde, Antonio González Terol, por “no investigar”, pese a que la empleada “se lo expuso en febrero de 2013 tal y como acredita la sentencia”.

“Antonio González Terol ha negado siempre que hubiera acoso, descalificando y amenazando con querellas no sólo a la empleada acosada sino a toda la oposición, por preguntar por este asunto en el Pleno de septiembre de 2013. Tampoco ha explicado quién es la persona de la que había recibido instrucciones el concejal, tal y como establece también la sentencia”, han señalado en un comunicado.

Consideran que los hechos son de “extrema gravedad desde un punto de vista democrático” y suponen “otro escándalo intolerable” en una de las administraciones “foco de la corrupción nacional”. “Además este acoso supondrá un coste de 96.000 euros para el Consistorio, que debería ser asumido por los responsables y no por todos los vecinos”, han indicado.

“Cualquier caso de acoso es inaceptable, pero este caso es especialmente grave por ser una de las testigos que contribuyeron a destapar el caso Gürtel. Este nuevo equipo de Gobierno pretende estar limpiando el municipio de las consecuencias del caso pero esta sentencia pone en evidencia que, en lugar de apoyar a los testigos, se les acosa y persigue”, ha concluido el portavoz socialista, Pablo Nieto.

“Nosotros conocemos el calvario que ha pasado la trabajadora municipal y así lo ha reconocido la sentencia. No sólo lo conocemos nosotros, sino muchos cargos del PP”, ha afirmado el portavoz de APB, Ángel Galindo.

Galindo ha pedido a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, “el cese inmediato” del alcalde “de todos sus puestos” en el Partido Popular de Madrid. “Igualmente el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, debe exigirle que abandone su cargo de diputado de la Asamblea de Madrid”, ha concluido.

SITCA presenta una segunda demanda, esta vez por acoso laboral contra la alcaldesa de Telde

SITCA informa que este miércoles se ha presentado una querella por acoso laboral contra el Ayuntamiento de Telde, la alcaldesa de Telde María del Carmen Castellano y Francisco Martín, jefe de servicio de Personal del Ayuntamiento de Telde.
Canarias - Noticias -  Sociedad - SITCA  presenta  una segunda demanda, esta vez por acoso laboral contra la  alcaldesa de Telde
SITCA informa que en el día de hoy se ha presentado una querella por acoso laboral contra el Ayuntamiento de Telde, la alcaldesa de Telde Dª María del Carmen Castellano y Dº Francisco Martín, jefe de servicio de Personal del Ayuntamiento de Telde.
Esta querella está fundamentada, principalmente, en el presunto acoso laboral que están llevando a cabo las partes demandadas en contra de la trabajadora Dª María Isabel Castro Melián.
En la querella presentada por SITCA se solicita amparo al Juzgado al objeto de que se ponga fin a estas prácticas presuntamente ilegales dado que se están vulnerando los derechos fundamentales de Dª Mª Isabel Castro así como que se acabe de una vez por todas con el acoso laboral que está teniendo consecuencias sicológicas y de salud importantes en esta trabajadora. Por otro lado en la querella se exige, además de lo anteriormente mencionado, la indemnización por daños morales y sicológicos, pago en costas y condenas que se estimen oportunas a las partes demandadas.Desde SITCA seguiremos actuando con todos los instrumentos legales que tengamos a nuestro alcance para evitar el atropello, abuso de autoridad, actuaciones y comportamientos presuntamente delictivos contra una trabajadora que lo único que pide es trabajar donde le corresponde por Ley. Así mismo desde el sindicato exigimos que se ponga fin al aislamiento y hacinamiento al que le están obligando además de que se termine de una vez con este acoso laboral que está sufriendo y que está provocando graves daños en la salud.

El Govern pone en marcha un plan de calidad de los recursos humanos


Fuente: Diario Ultima hora

El departamento de Riera quiere mejorar el clima laboral de la Administración

El Plan de Calidad de Recursos Humanos que ha puesto en marcha la Conselleria d´Administracions Públiques, que dirige Núria Riera, afectará a los trabajadores de los servicios generales (no se aplicará ni a los docentes ni al personal sanitario) y su objetivo es mejorar el clima laboral, desarrollando herramientas de trabajo en equipo y de liderazgo.

A lo largo de este año está previsto que se aplique en la Administración una nueva herramienta para modernizarla. Se trata de una acción interna que afectará la manera de trabajar de los empleados públicos y de relacionarse entre sí.

Previsiones

El plan prevé toda una serie de acciones. Una de las más significativas es la formación dirigida a los directos para mejorar la gestión de los recursos humanos de cada departamento y poder hacer un seguimiento del impacto y eficacia de la formación, a través de los cursos que organizará el EBAP.

Por otra parte, para mejorar el clima laboral y la calidad de la Administración, el citado plan contempla acciones como reforzar los equipos de trabajo y las relaciones personales a través de la gestión por objetivos, mejorando la comunicación interna, protocolizando los trabajos y fomentando las sugerencias de mejora por parte de los empleados.

Otro objetivo del plan es el de unificar criterios en materia de derechos laborales, como permisos, licencias y vacaciones; para que todo el derecho de los empleados públicos sea el mismo. Para ello se han creado unas fichas explicativas que ya están a disposición de todos los empleados en la intranet de la Comunitat Autònoma.

Según explican de la Conselleria d´Adminisracions Públiques todos los estudios existentes en esta materia concluyen que lo que más puede contribuir a un aumento de la calidad en el trabajo es el análisis en detalle del clima laboral y el incremento del grado de compromiso de las personas con la organización a través de un sistema de gestión para objetivos y competencias.

Este plan nace de la idea que el activo más importante que dispone la Administración son las personas que la conforman. Por tanto, la calidad de la propia Administración pasa por avanzar en la mejora del ambiente de trabajo y de las relaciones entre los empleados, la mejora de la gestión del trabajo en equipo y la coordinación.

Los inspectores médicos no podrán cobrar incentivos por dar altas

Fuente: el País

La Audiencia Nacional sentencia que un trabajador enfermo debe volver a su puesto solo por “criterios científicos”

El fallo anula una resolución de la Seguridad Social

ELENA G. SEVILLANO Madrid 23 ENE 2014 – 21:52 CET

Los inspectores del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) no pueden cobrar incentivos según el porcentaje de altas que dan en sus revisiones de enfermos de baja por incapacidad temporal (IT). Así lo afirma una sentencia de la Audiencia Nacional del pasado 18 de diciembre, que desestima los recursos de apelación que presentó el Gobierno. El fallo confirma una sentencia previa, del 24 de mayo, que anuló uno de los criterios que había fijado la Administración para calcular el complemento de productividad de los médicos inspectores o evaluadores, un colectivo de unos 900 profesionales en toda España.

En 2011, el INSS determinó que el 4% de ese complemento se cobraría si el inspector daba de alta al menos al 15% de los pacientes citados para reconocimiento médico. Ahora la Audiencia Nacional confirma que no se puede imponer ese criterio porque lo único que debe regir la actuación de un médico inspector es “el estado de salud del trabajador, y en íntima relación con él, su capacidad laboral”. Es decir, la Audiencia argumenta que estos profesionales tienen que decidir “bajo criterios objetivos y científicos”, porque sus decisiones se verían afectadas “si se establecen determinados índices cuantitativos, como ocurre en el presente caso, lo que afectaría al derecho a la salud”.

Los argumentos del Gobierno

El objetivo impugnado, y ahora anulado, atribuía 4 puntos sobre los 100 totales de la puntuación en el llamado Índice General de Productividad (IGP). Para conseguirlos, era necesario que del total de reconocimientos médicos efectuados por los médicos inspectores del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) a trabajadores en situación de baja médica, un 15% acabara con uno de los siguientes tres resultados.

Por cada 100 pacientes, 15 debían salir de la consulta del inspector con alta médica por haber recuperado la capacidad laboral para desarrollar su actividad o con una propuesta de apertura de expediente de incapacidad permanente por considerar que el trabajador no va a recuperar su capacidad laboral o con una suspensión del cobro de la prestación de incapacidad temporal (IT) “cuando de forma injustificada no se presente a reconocimiento médico”.

El abogado del Estado argumentó en la apelación que “no se trata de un objetivo economicista, sino que busca la racionalidad en el control médico de la prestación”. El letrado de la Seguridad Social también argumentó que el objetivo “no tiene por finalidad incentivar económicamente al médico inspector” sino “conseguir el objetivo del 15% que como dato cierto y objetivo de la gestión del control de la IT se ha fijado como consecuencia de las comprobaciones estadísticas que se vienen haciendo en el INSS”. Añadía que, una vez conseguido el objetivo, la puntuación es la misma (4 puntos en el índice general).

Los inspectores del INSS son los encargados de controlar las bajas por incapacidad temporal de los trabajadores. Es el médico de familia quien da la baja y el alta a un enfermo, pero en ocasiones los inspectores citan a determinadas personas a reconocimiento médico si el INSS detecta que una baja está durando más de lo previsto según sus estándares. El INSS, dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, aprobó en 2011 un nuevo cálculo del complemento de productividad que cobran los inspectores. Uno de los criterios consiste en que 15 de cada 100 visitas debe acabar con uno de estos tres resultados: alta médica, apertura de expediente de incapacidad permanente o suspensión del cobro de la prestación cuando el trabajador no se presenta al reconocimiento de forma injustificada.

La polémica por los incentivos a los profesionales sanitarios por reducir la cantidad o la duración de las bajas médicas saltó en 2009, cuando el INSS firmó convenios con comunidades autónomas como Madrid y Cataluña para “mejorar la gestión de la incapacidad temporal”. Se trataba de “racionalizar” la gestión de estos procesos, que según los datos que dio entonces el INSS, le costaban al Estado entre 6.000 y 7.000 millones de euros anuales. Según estos convenios, la Seguridad Social entregaba a las regiones unas cantidades de dinero destinadas,entre otras cosas, a incentivar a los médicos de familia que redujeran el número de bajas o su duración. En algunos casos este complemento se entregaba también a los médicos inspectores de los servicios regionales de salud y a los administrativos.

La sentencia que ahora confirma la Audiencia Nacional afirmaba que “el inspector médico no puede ver condicionada su actuación en las decisiones que adopte sobre altas médicas o sobre la iniciación de oficio de los procedimientos de declaración de incapacidad permanente, pues el único criterio que debe regir su actuación es el estado de salud del trabajador, y en íntima relación con él, su capacidad laboral. Y ello con independencia del porcentaje que estadísticamente pueda corresponder a la mencionada actuación”. El fallo reconoce que es “legítimo” fijar objetivos estratégicos de los funcionarios y controlar los procesos de IT, pero “lo que no es admisible es que el resultado de ese control se condicione por el cumplimiento de unos objetivos que dan derecho a percibir un complemento de productividad, cuando el mismo ha de venir determinado, como los propios apelantes señalan, porque el estado de salud del trabajador le impida o no trabajar”. Fue un recurso de la Confederación Intersindical Galega el que inició el procedimiento judicial.

“El criterio que ha anulado la Audiencia condicionaba la función médica y técnica de los inspectores del INSS”, asegura José María Morán, vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Inspección de Servicios Sanitarios (FAISS). “Los argumentos de la sentencia se pueden extrapolar a situaciones asimilables, como los incentivos que reciben los médicos de atención primaria en las comunidades”, añade. Morán explica que el criterio ahora anulado se ha estado manteniendo desde 2011 y critica una medida que suponía “apriorizar las decisiones y presionar la libertad de actuación de un técnico”. “Se me puede incentivar para hacer más inspecciones o para compararme con otro inspector, pero no nos puedes decir que tenemos que superar un determinado umbral”, añade.

Xaime Rei, de la Confederación Intersindical Galega, señala que su organización recurrió la resolución de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social que aprobaba los nuevos criterios a petición de varios de sus afiliados, médicos inspectores del INSS. “Ahora que la sentencia es firme, exigiremos que este parámetro se retire de los objetivos de 2014, que aún no se han publicado”, añade.

“Estamos analizando la sentencia”, señaló este jueves un portavoz del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en respuesta a las diversas preguntas que le formuló este diario.

España se enfrenta a una multa de Europa por no respetar la seguridad laboral de la Guardia Civil

Fuente: publico.es

1384178262561guardia-detalledn

Tanto el Gobierno del PSOE como el del PP no acataron la orden la Comisión Europea de crear oficinas de riesgos laborales, con competencias, para el cuerpo. Tras reiteradas denuncias de las asociaciones del cuerpo, el Tribunal estudia ahora la sanción que impondrá, que podría llegar hasta los 20 millones de euros.

 

Al Gobierno del PP le toca responder ante el Tribunal de Justicia Europeo, en un juicio en el que la propia Comisión Europea actúa como acusación, por qué no cumplió su orden de habilitar unas oficinas de atención de riesgos laborales competentes que atiendan a la Guardia Civil. Según la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), que fue quien elevó la denuncia en primer término a la Comisión, España  ha reconocido que incumplió dicha directiva europea y, por tanto, habrá de enfrentarse a una sanción que impondrá el Tribunal cuando resuelva el caso. Según los propios servicios jurídicos de la AUGC, atendiendo a precedentes que se han dado en otros países, la multa podría elevarse hasta los 20 millones de euros, además de los sobrecargos de sanción por cada mes que España no haya cumplido la orden europea.

Durante años, ni el Gobierno del PSOE ni el del PP atendieron a las reiteradas protestas de laAUGC pidiendo una regulación sobre los riesgos laborales. En 2006 fue la propia Comisión la que actuó de oficio y abrió el caso, tras percatarse de que en España no había normativa alguna al respecto en el cuerpo. Entonces, abrieron un expediente, el Tribunal resolvió a su favor y dio la orden expresa a España de que tomara las medidas necesarias para solucionar esta situación.

Pero el Gobierno no obedeció. La AUGC siguió insistiendo a través de Europa y, finalmente, en septiembre de 2012 se requirió a España para crear las oficinas. La Guardia Civil anuncio las vacantes en enero y en marzo empezaron a funcionar, explica Nemiña. Sin embargo, alguna de ellas, no lo hacía conforme al Real Decreto que regula los servicios de prevención que establece que tendrán dedicación exclusiva, siendo utilizados para otros fines. Por esta razón, la AUGC presento denuncia ante Inspeccion de servicios de Secretaria de Estado, que no reaccionó, e informo a la Comisión Europea. No dio más plazos para España.

Según destaca un comunicado de la propia Comisión, fechado el pasado 17 de octubre, “ha decidido llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por no aplicar plenamente a los miembros de la Guardia Civil la Directiva de la UE que establece normas básicas de protección de la salud y seguridad de los trabajadores”. De esta forma, “considera que España no ha asegurado adecuadamente el nombramiento de personal cualificado para comprobar que se ponen en marcha medidas de protección de la salud y de la seguridad en todos los lugares de trabajo de la Guardia Civil. Esto constituye una infracción del artículo 7 de la Directiva 89/391/CEE, que obliga al empresario a designar personal y tomar las disposiciones necesarias para que puedan llevarse a cabo acciones de prevención y protección, como las evaluaciones de riesgos”.

España reconoce que no obedeció por falta de personal y equipamiento adecuado

El mismo comunicado recoge que las autoridades españolas han reconocido que, “en algunos lugares de trabajo de la Guardia Civil, las obligatorias evaluaciones de riesgos no se han llevado a cabo, por faltade personal cualificado y de equipamiento adecuado”. Por el incumplimiento de todos los reglamentos que suopone, “laComisión ha decidido llevar a España ante el Tribunal”. Según Nemiña, atendiendo a casos similares que se han dado en otros países, esta multa podría llegar a los 20 millones de euros, además de sobrecargos por cada mes que España incumpla la orden de atender adecuadamente la seguridad laboral de los agentes de la Guardia Civil.

“No se puede alegar ni desconocimiento, ni falta de presupuesto o de tiempo para acometer el cumplimiento de la normativa europea” explica la AUGC en el periódico digital El Faro. “La condena del Tribunal de Justicia Europeo está fechada en 2006. Siete años para que el Gobierno de España diera cumplimiento riguroso a la directriz de la Unión Europea. Ese año el Tribunal de Justicia Europeo condenó a nuestro país por incumplimiento de la Directiva de Seguridad e Higiene Laboral en la Guardia Civil, pero en todos estos años, ni el anterior Ejecutivo socialista, ni el actual del Partido Popular, han encontrado el momento oportuno para adaptare a esta normativa de obligado cumplimiento para los países miembros de la Unión Europea”. Y añaden: “Esta dejadez nos obligará, ahora, a todos los españoles, vía impuestos, a sufragar la sanción económica que con toda seguridad nos impondrá el Tribunal”.

Ésta no es la única ocasión que la AUGC ha recurrido al Tribunal Europeo. La última fue en febrero de este mismo año, cuando denunciaron el trabajo por turnos. La OIT declaró hace años que el turno de noche es nocivo y, en consecuencia, los trabajadores que lo hagan han de tener como beneficio una reducción de los horarios totales. Así ocurre con los agentes de la Policía Nacional, que trabajan 142 horas al mes gracias a los índices correctores. Sin embargo, estos mismos índices no se aplican a los guardias civiles, que trabajan 166 horas mensuales. De esta forma, por cada nueve años que trabaja un policía, un guardia civil trabaja diez. La denuncia ya está presentada y la Comisión está investigando el caso

Cena de navidad 2013

fotocena2g

Vente de cena !

INSCRIPCION a la Cena de navidad de ANAMIB

ANAMIB

Cena de Navidad 2013

Fecha: Viernes 13 de Diciembre a las 21,00 h.

MENÚ

=====

PICADA:

PAN, OLIVAS, ALIOLI, CARACOLES, FRITURA DE PESCADO, GAMBAS CON BACON Y CROQUETAS DE POLLO.

PLATO A ELEGIR:

* BISTEC A LA PARRILLA

* PECHUGA DE POLLO

* ESCALOPE DE POLLO O TERNERA

TODOS LOS PLATOS VAN ACOMPAÑADOS DE GUARNICIÓN: PATATA BRASA Y ARROZ O PATATAS FRITAS O ENSALADA, SALSA A LA PIMIENTA O ROQUEFORT.

POSTRE:

GATÓ CON HELADO DE ALMENDRAS O SORBETE

BEBIDA:

TINTO RIOJA CRIANZA. ROSADO, BLANCO, SANGRÍA, VERMOUTH, CERVEZA, REFRESCOS Y CAFÉ

PRECIO:

25 EUROS. (IVA INCLUIDO)

RESTAURANTE:

RESTAURANTE DON CARACOL AVENIDA COMTE SALLENT, 6 PALMA

__________________

Inscríbete y ven a disfrutar con nosotros

Conferencia Taller de Alejandro Lorente en Palma

Próximo jueves día 24 de octubre de 2013,
de 17:30 a 19:15 h.
En el Centre de Cultura “SA NOSTRA”.
Carrer de la Concepció, 12. Palma.
Conferencia y taller

SALUD EMOCIONAL

AFRONTANDO EL ACOSO LABORAL

a cargo de

Alejandro Lorente

Alejandro Lorente

Heilpraktiker. Especialista en medicina natural.

http://www.alejandrolorente.es/

Acceso libre y gratuito limitado al aforo. Se ruega puntualidad.
Organización y presentación a cargo de ANAMIB, asociación de ayuda por acoso
moral, con la colaboración de la Obra Social Sa Nostra, Caixa de Balears.

                                                                                                                                                                Sin título
Sin título2